Inicio  
  
  
   Del castaño al rubio sin dañar tu pelo
Buscar

Servicios
  • Listas de boda
Coloración y tintes
 
Tu nombre :
Tu e-mail * :
Nombre del destinatario :
E-mail del destinatario * :
Tu mensaje :
*campo obligatorio
¡Tu mensaje ha sido enviado!

¿Cómo podemos pasar de castaño a rubio sin dañar el cabello?

Son muchas las que sueñan con tener una melena como la de Brigitte Bardot en los 60, la de Cameron Diaz estilo surfero, la de Catherine Deneuve versión Peau D'Ane, o incluso una como la de Jennifer Aniston o Kate Winslet. Porque, como se suele decir, los hombres las prefieren rubias. Pero antes de cambiar el tono castaño misterioso por unas espigas de oro, más vale estar bien informadas con los consejos prudentes ¡que te damos a continuación!

Coloración rubia sobre cabellos oscuros: ¡peligro!

Del castaño al rubio sin dañar tu pelo
© Thinkstock

Señoras y señoritas, antes de dirigiros al peluquero para exigirle un rubio nórdico, es imprescindible plantearse ciertas preguntas. Hacerse rubia no es un cambio anodino y conlleva  una repercusión psicológica, por muy pequeña que sea. Cuando aclares tu cabello, tu melena condicionará tu look, que ya no tendrá el mismo impacto entre la gente que te rodea. Te mirarán más, te verán más sexy de repente; sin olvidarnos de los clichés, que no podrás evitar.

También tienes que valorar el presupuesto. Como, razonablemente, no podemos realizar esta transformación en casa (a menos que quieras cargarte el capital capilar y freírte el pelo) es necesario acudir a un centro de belleza… Calcula un precio aproximado de 100 euros. Si después de sopesarlo decides unirte al grupo de las melenas doradas,  te contamos los pasos a seguir, dirigidos por Tom Marcireau, responsable de peluquería de la Maison de Haute Beauté Carita.

Coloración rubia sobre cabellos oscuros: el profesional siempre tiene la razón.

En primer lugar, hay que establecer un diagnóstico. Hacerse rubia sin estropear (demasiado) la firma capilar llevará más o menos tiempo dependiendo del color natural de tu cabello (moreno, castaño oscuro, castaño, castaño claro o rubio oscuro). Cuanto más oscuro sea tu cabello, más delicada será la operación. Es importante contarle con precisión al peluquero lo que buscas y decirle todo lo que se te pase por la cabeza. Debe estar al corriente de todo tu historial capilar: color, mechas, reflejos, henna…  incluso las cosas más insignificantes que te hayas hecho con una antelación superior a los 6 meses, ya que el resultado del tono rubio no será el mismo según los parámetros.

A continuación, sólo tienes que escuchar los consejos del experto, ya que existen distintos tipos de rubio y, no todos sientan bien a todo el mundo. También debes tomar en cuenta el tono de tu tez y el color original de tu cabello. En general, la naturaleza tiene razón, ya que un rubio blanco no le quedará bien a una mujer muy morena.

Una vez superada esta primera etapa, es mejor que te decolores el cabello en varías fases para no dañarlo y mantenerlo sano. Además, como muchas veces empezamos por el barrido (dos o tres, sobre todo cuando se tiene el cabello largo, es decir, más largo que la altura del maxilar) con un acabado de color o aceite, hay que distribuir las sesiones en varias semanas para acostumbrarnos mejor a esta nueva imagen y para trabajar el rubio además de darle relieve. Un rubio con contrastes es más bonito que un color uniforme que tiende a apagar el rostro. Y, una pequeña precisión, no te molestes en teñirte las cejas, porque oscurece la mirada. 

Coloración rubia sobre cabellos oscuros: el arte de conservar el tono

Ser una rubia de verdad, exige un mantenimiento continuo. También es importante nutrir el cabello con regularidad, sobre todo unos veinte minutos antes de lavarlo para protegerlo y cerrar las puntas, para garantizar su calidad y salud. También debes aplicarte varias mascarillas por semana y utilizar acondicionador después del champú en cada lavado. El objetivo es evitar que la melena se seque, algo muy frecuente entre las rubias. ¡Ni qué decir de las famosas raíces! Es obligatorio retocar el cabello cada 3 semanas o mes y medio para que la raíz no contraste excesivamente con el resto de la melena. 

Coloración rubia: últimas recomendaciones

¡Ten paciencia! No llegues en tromba donde el peluquero la víspera de un evento para exigirle un cambio radical. A no ser que no tenga ningún tipo de consciencia profesional, y de querer freírte el pelo, se negará a realizar semejante cosa. Es mejor que pidas cita durante la semana para beneficiarte de las mejores condiciones de los tratamientos y del tiempo necesario que requiera un cambio capilar de estas características. Cuenta unas 3h30 para cada sesión entre la aplicación de los polvos decolorantes, el reposo, aclarado y peinado. Y no te decepciones con los primeros resultados, algo muy frecuente, ¡porque es imposible obtener un rubio satisfactorio de golpe! 

 

Marion Buiatti

Comentar
18/06/2010

Más información sobre este tema:


Newsletter


ciao

El test destacado

¿Qué tipo de piel tienes?

Test Belleza

¿Qué tipo de piel tienes?